Tiempos de cambios.

Jorge Kordi
Jorge Kordi

Director de Opción Coach

El mundo trae nuevos tiempos, y parece que el trabajo tal y como lo conocíamos camina hacia su extinción.

Lento pero seguro, las nuevas tendencias económicas impulsan el concepto de que los empleos tal como los conocemos están caducando. La flexibilidad se hace presente y nos guste o no, así estemos o no de acuerdo, el mercado empuja a transformarnos en emprendedores. Esto no implica que no formemos parte de organizaciones, por supuesto que lo seguiremos haciendo, aunque ya no de la manera tradicional.

Por este motivo OpcionCoach.com ha decidido trabajar apoyando a personas que quieran adentrarse en las aguas no siempre cálidas de los emprendimientos.

Para nosotros todo emprendedor se enfrenta a tres situaciones cruciales, a saber: vivir en incertidumbre, conocer profundamente su producto, y saber venderlo.

La falta de certezas genera ansiedad, la ansiedad estrés, y hoy sabemos que el estrés produce una serie de trastornos orgánicos bien determinados, entre ellos, problemas en el normal funcionamiento del sistema inmunológico. No es de extrañar que a pesar de que occidente ha dado grandes avances en materia de salud, los casos de cáncer hayan aumentado un 15% en los últimos 5 años. Ese y otros datos ponen de relieve que necesitamos modificar nuestro modelo mental, resignificar en nuestra mente las situaciones que producen ansiedad para que nuestra felicidad y nuestra salud no se vean seriamente afectadas.

Una manera de hacerlo es echar mano del “Pensamiento Positivo” que, de ninguna manera es “Pensamiento Mágico”. El pensamiento positivo se puede sintetizar en una frase que solía decir mi abuela: “Un vaso con líquido hasta la mitad está al mismo tiempo, medio vacío y medio lleno” y esto tiene que ver ya no con la cantidad de líquido, sino con la forma en que el observador lo interpreta.

Un emprendedor que sufre la incertidumbre de no saber lo que sucederá mañana y que no puede construir la creencia de que podrá conseguir lo necesario para salir adelante, está en serios problemas.

Aquí el coaching ontológico puede aportar herramientas para aliviar el sufrimiento y el estrés que generan la incertidumbre, cuando no aprendemos a vivir cómodos sumergidos en ella.

El modelo del observador es una de esas herramientas. Es complejo para tratarlo en un pequeño artículo, pero en resumidas cuentas propone que el mundo no es como es, sino que ‘es’ en base a cómo somos. Así que, si el Observador que penetra el mundo por medio de sus paradigmas e interpretaciones cambia su manera de ver el mundo, también, cambia el mundo.

Esto mismo aplica a nuestra gestión:

Ante un resultado cualquiera, tenemos dos posturas esenciales: fue un éxito o un fracaso. Una de tantas cosas que propone el modelo del Observador es reinterpretar los resultados, como: ¿Fue el resultado esperado o el resultado no fue el esperado? Los resultados en sí no son más que interpretaciones, así que la forma en que los interpretemos depende del observador que estemos siendo. Generalmente los emprendedores de éxito no pueden unir los resultados no deseados de sus compañías a la palabra fracaso, más bien, ven esos resultados como información importante para seguir o cambiar el rumbo de sus decisiones.

Para el emprendedor de hoy es más importante aprender a gestionar sus emociones, que el conocimiento, o la información.

Una de las formas de hacerlo es resignificando. Doy un ejemplo de esto último. Cuando vendemos debemos estar preparados a escuchar muchos “No”, Las raíces antropológicas de la declaración de “No”, implicaban en tiempos ancestrales la exclusión del clan, lo que ponía directamente nuestra vida en riesgo. Hace 50 mil años los hombres no podíamos sobrevivir solos: no somos los más rápidos, ni los más fuertes, pero juntos y organizados tuvimos un gran éxito. Escuchar un “No” todavía repercute en nuestro sistema de supervivencia, por eso lo rechazamos y también por eso a la mayoría de las personas les resulta tan difícil vender. Un aporte del coaching es la propuesta de resignificar la declaración de “No” de la siguiente manera: preguntáte si el “No” que escuchaste, es un “No” a tu persona o es un “No” a la oferta que realizaste. Lo más seguro es que ese “No”, sea a la propuesta y no, a tu persona. Esto nos permitirá mejorar la propuesta, reformular el pedido sin que interpretemos que nos han dicho que no a nosotros, como personas. Resignificar, es una herramienta simple y muy poderosa a la hora de gestionar nuestras emociones.

Las personas podemos asociar la palabra “emprender” a las emociones de: miedo, angustia, fracaso e incertidumbre, pero a partir del aporte que hace el coaching y el apoyo profesional podemos asociar la misma palabra con: desafío, libertad, pasión, oportunidad, inspiración y trasformar nuestras creencias limitantes en creencias poderosas. Creencias que nos permitan crear negocios efectivos, sin descuidar nuestra salud y nuestra, tan buscada, felicidad.

Entrená tu actitud.

Creemos que todos los seres humanos tienen derecho a la felicidad. Diseñamos, junto a las personas y las organizaciones, estrategias para lograr bienestar. Hacemos preguntas poderosas. Hacemos Coaching Ontologico.

Seguinos en Facebook: http://facebook.com/opcioncoach




Artículo anterior
Efecto Mariposa

Ignacio Rusconi
Ignacio Rusconi

Director de Random

Hagamos sinergia

¿Tenés una idea y querés desarrollarla?

Contactanos info@randomagency.co +5491133133603